Terror y miseria en El Primer franquismo

 

El pasado  18 de Enero de 2012

asistimos con varios grupos de 4º de ESO, en el Centro Cultural Río Ebro, a la representación por parte del grupo teatral “Avempace teatro” de la obra de José Sanchís Inisterra “Terror y muerte en el primer franquismo”.

 

Los objetivos de la actividad

Conocer el pasado nos ayuda a entender el presente, nos da claves para explicarnos el por qué de muchas cosas, , nos permite ser ciudadanos conscientes y críticos. Para muchos de vosotros que habéis nacido en las postrimerías del s.XX, Franco y el franquismo no es más una remota lección de los libros de historia.
Por ello, los objetivos que planteamos fueron los siguientes:
  • Conocer y reflexionar sobre acontecimientos históricos recientes de la historia de nuestro país (qué supuso el fin de la República, el comienzo del franquismo..
  • Conocer la realidad española en la inmediata posguerra y la distorsión de la misma realizada desde el poder (NO-DO, propaganda, adoctrinamiento religioso- educativo.
Época de la que trata la obra

A partir de 1939, se implantó en España por razón de la fuerza —que no por la fuerza de la razón— un régimen de terror “azul” que impuso un modelo de vida donde la Falange era políticamente hegemónica y en el que a la Iglesia católica, que había bendecido la guerra como Cruzada, se la recompensaría con el monopolio de una educación concebida como negocio espiritual y material. Una educación que pretendía la formación del espíritu nacional (mejor, nazi-onal) desde la convicción profunda de que, para ser buen español, amante de la Patria “una, grande y libre”, se debía ser buen cristiano y buen fascista: “Cara al sol”, “Prietas las filas”, “Por el Imperio, hacia Dios”, “¡Viva Franco!”, “¡Arriba, España!”

La obra
La obra elegida por “Teatro Avempace”, Terror y miseria en el primer franquismo, recuerda la de Bertolt Brecht Terror y miseria en el Tercer Reich. En ella se denuncia la realidad de la vida española, muy distinta de la aparecida en el NO-DO, noticiero impuesto por el franquismo, que presentaba la cara amable de un país destrozado por la guerra. Esa distorsión entre lo oficial y lo oficioso es la que hemos intentado plasmar en nuestro montaje.

La obra original la forman nueve cuadros, escritos entre 1979 y 2002, que tratan aspectos distintos de la vida en la posguerra entre 1939 y 1949. De ellos, hemos elegido cinco para la representación

  • El sudario de tiza” transcurre en 1940 y presenta los sufrimientos de un maestro para adaptarse al nuevo régimen político y evitar así su depuración. Trata de la imposición de una interpretación “oficial” de la historia de España por parte de los vencedores.
  • Plato único” es una crítica a la España del hambre de 1941 y contra los patriotas de opereta que se apuntaron al carro de los vencedores.
  • Intimidad”, ambientada en 1944, es un cuadro sobrecogedor sobre la humillación y el hacinamiento en las cárceles de las mujeres.
  • El topo” presenta el drama de los republicanos que, en 1948 y más tarde aún, tuvieron que vivir escondidos para evitar su ejecución por un régimen que ignoraba el humanitarismo y la concordia
  • En “Atajo”, ubicado cronológicamente en 1949, se pone en escena cómo el Opus Dei ejercía una gran influencia sobre todos los aspectos de la vida social (políticos, económicos, académicos…).

El autor

José Sanchís Sinisterra (Valencia, 1940) es dramaturgo y director teatral. Fue profesor de Secundaria en Teruel. Ha dedicado su vida profesional al teatro como ensayista, teórico, actor, director, fundador de grupos teatrales…Es uno de los autores actuales más relevantes de la escena española. Hijo de profesor de Física depurado por el régimen, fue de siempre antifranquista. Tras la muerte del dictador, sus obras empezaron a contar con el respaldo de público y crítica. La más conocida es ¡Ay, Carmela!, de la que se hizo versión cinematográfica premiada con varios Goya, entre ellos el de mejor película, mejor director (Carlos Saura), mejor actor (Andrés Pajares), mejor actriz (Carmen Maura) y mejor actor de reparto (Gabino Diego). Sanchís ha recibido numerosos premios, entre ellos el Nacional de Literatura Dramática en 2004, el Federico García Lorca, el Carlos Arniches y varios Max (muy reconocidos en el mundo profesional).
El teatro de Sanchís hace suyo el lema minimalista “Menos es más”. El autor predica el despojamiento y la desnudez escénica, para concentrarse en el trabajo de los actores.
 
  1. Trabajo preparatorio y posterior
 
Antes de asistir a la representación teatral, se dedicaron dos sesiones para contextualizar la obra, es decir para hablarles del Franquismo.
Además de las explicaciones del profesor, se visualizaron los siguientes documentos:
  1. El documental “Del olvido a la memoria”
  2. El NO-DO que aparece en esta entrad
  3. Para los amantes del cine y para los más interesados en el tema , se les recomendaron las siguientes películas: “Los girasoles ciegos” , de José Luis Cuerda (2008) , “Pa negre” de Agustí Villaronga (2010) y La voz dormida, de Benito Zambrano (2011)
  4. Opciones para hacer el trabajo. Se les planteó una doble opción:
    1ª Analizar uno de los cinco cuadros de la obra.(consultar la guía que ha preparado en el IES Avempace)

2ª Extraer de la obra al menos cinco aspectos relevantes que nos ilustren el “terror y la miseria del primer franquismo”. (educación, cárceles, ideología, miseria, autarquía, aislamiento, el nacional-catolicismo, etc.).

Open publication – Free publishingMore noticias

Tags:

Comments are closed.