Visita al valle de Tena

 

 

 

De vez en cuando salimos del Élaios, la calle o el campo se convierten en aulas improvisadas. No es lo habitual, y esos días se convierten en una pequeña fiesta, en una fecha reseñable, de la que suele quedar en la memoria un cierto rosario de anécdotas, una cantidad muy variable de conocimientos asimilados (en ocasiones incluso palpados…) y –excepcionalmente- un testimonio fotográfico de todo ello. En los difíciles días del fin de curso de 2º de bachillerato, Andrea nos hizo un hueco en su escaso tiempo libre para escribir la crónica de uno de esos días…

Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*